miércoles, 29 de octubre de 2014

Lavando un poco la cara a este blog... y vuelvo en breve :)

Sé que he pasado casi un año desaparecido de estos lares... bueno realmente era lo que me esperaba. Le voy a dar un pequeño giro a este blog haciendo un poco de limpieza/reorganización. Pronto estaré de nuevo por aquí, os lo prometo :)

lunes, 30 de diciembre de 2013

2013, un año absolutamente increíble

Recuerdo que comencé el año con una entrada titulada “¿Año nuevo, vida nueva? Es posible”. Una entrada en la que llamaba, con un renovado espíritu positivo, al cambio total de un pésimo año 2012 a un radiante año 2013. Lo que no sabía en ese momento era qué tan grande iba a ser ese cambio… esa renovación.

Como os dije, todo comenzó con ese nuevo yo, ese espíritu positivo, ese aire de renovación, de querer ser yo, sentirme como siempre. Por desgracia, no todo puede ser absolutamente perfecto en esta vida, pero… poniendo todos los acontecimientos de este año en una balanza, los hechos positivos pesan muchísimo más que los negativos, no cabe duda.

Como dije en mi anterior cierre de año, este 2013 me llevo, cómo no, la confirmación y el convencimiento de tener verdaderos diamantes en bruto como amigos. Sí, todos siguen ahí, en su sitio, todos en los momentos de risas pero también en esos momentos en los que he necesitado de su apoyo. Sin duda, mi primer agradecimiento del año va por ellos.

El segundo, obviamente, por esa increíble familia de la que formo parte. No voy a repetirme mucho más, ellos saben lo que son y cómo son, y sin duda… son increíbles.

El tercero… me lo voy a guardar para un poco más adelante! Pero es probablemente el agradecimiento más especial que quiero hacer.

Sin duda, como comenté antes el año trajo cosas malas, pero nada es perfecto, así que es normal… nos quedamos con las buenas! En primer lugar, el hecho de sentir cómo en lo académico todo sigue su curso… con mayor o menor dificultad, pero al fin y al cabo saliendo adelante.

En segundo lugar… sí, acabé el año mencionando que había un coche pendiente de llegar, ¿recordáis? Allá por el 23 de abril llegó a casa aquél al que bauticé como Mondy II. Nuestro nuevo coche, del cual tenía unas ganas… increíbles, sin duda. Como expliqué varias entradas atrás (Oldies vs. Newbies: Ford Mondeo MK2 5p. vs. Ford Mondeo MK3 4p.) se trataba del reemplazo de su antecesor, bautizado como supongo que deduciréis como Mondy I. Y sí… teníais que verme con él cual niño con zapatos nuevos, callejeando por las calles del barrio y maravillándome con cada reacción suya. Las primeras semanas con él eran… coche, coche, coche, coche y más coche (pido públicamente disculpas si me he puesto muy pesado con el coche… de verdad!).

Y el tercero… retomando la parte de agradecimientos. Como sabéis, no me he sentido muy agraciado en el amor… hasta que la conocí a ella. Prácticamente en el ecuador del año, allá a finales de mayo, entró en mi vida. Se llama Judith, y es sin duda el mejor acontecimiento de este año. He de reconocer que no ha sido precisamente un camino fácil, pero por difícil que haya sido, tenerla en mi vida es probablemente el mejor lujo del mundo. Sentirla siempre conmigo, riendo en los buenos momentos y apoyándome en mis momentos malos (prometí no amargarme ni un segundo de este año; comprendedme, a veces es imposible evitarlo…), sea teniéndola a mi lado o sea a distancia, sentir que le digo “te necesito” y está ahí. Por supuesto, sintiendo esa necesidad de estar a su lado siempre que me necesite. Pero sin duda, haciendo que me sienta realmente afortunado, feliz, lleno. Si faltaba una pieza en el puzzle de mi vida, esa pieza era ella. Y si dicen que lo bueno se hace esperar, por difícil que sea, ella no es que sea buena, es lo siguiente! Adorar cada cosita suya, desde las cosquillas que me hace hasta las cositas más tiernas y dulces que me dice. Estar a su lado y sentir que no existe otro mundo que no sea el que hacemos ella y yo… cientos de miles de sensaciones a cada cuál más bonita que hacen que me sienta increíble.

A ti, gracias por entrar en mi vida, por dejarme entrar en la tuya, por dejar que todo esto vaya adelante. Aunque los dos sabemos que no ha sido fácil, ha valido muchísimo la pena pelear para que todo funcione y lo haga de la forma que lo hace. A ti, gracias por el apoyo que me has dado y me das, por los ánimos, por conseguir sacarme sonrisas hasta en mis momentos más bajos. A ti… gracias por hacerme tan feliz, por endulzar un año casi perfecto (salvo por dos o tres cosillas…). Por todo eso, y por un montón de cosas más… gracias. Te quiero, y te quiero mucho!

IMG-20131228-WA0016

Y a todos, os deseo un 2014 cargado de cosas buenas y momentos buenos, y con el mínimo de cosas malas!

Nos vemos el año que viene Sonrisa

martes, 30 de julio de 2013

Nota aclaratoria acerca de la publicación sobre LLIC

Para evitar malentendidos, me gustaría hacer una pequeña aclaración sobre la entrada anterior en la que expliqué la experiencia de 90 niños en unas colonias nefastas.

Debo decir que todas las informaciones publicadas son siempre en base a las experiencias de las niñas, siempre manteniendo la presunción. Este blog simplemente ha actuado como altavoz de las experiencias, las cuales además han sido acompañadas de otras nuevas aportadas por los propios lectores. Es por ello que debo decir que, si alguna información de todo lo publicado no se corresponde con vuestro parecer, por favor, servíos de hacerlo saber a través del espacio dedicado a comentarios. Siempre viene bien que, si se da una información errónea, se haga saber para desmentirlo. Por supuesto, si se ha dado alguna información errónea pedir de antemano disculpas.

De la misma manera, desde este blog no se pretende acusar a nadie de nada, salvo a LLIC como organización y a Marc Tubert como persona física por la estafa perpetrada a tantos niños. Sabemos que muchos monitores y voluntarios, además de los propios invitados, se sienten engañados de la misma manera que nos sentimos padres, madres, hermanos, amigos…

Y para finalizar, agradecer a los más de 4700 lectores que ya han leído y compartido esta escalofriante historia. Historia que ya ha llegado a los medios de comunicación.

Quedo a vuestra disposición para cualquier sugerencia.

sábado, 27 de julio de 2013

Escandalosas colonias… muy mal, Lleure i Cultura

Esta vez voy a utilizar este espacio no para hacer ninguna crítica en tono sarcástico ni para hacer ninguna comparativa ni nada por el estilo. Lo voy a utilizar porqué me indignan algunas cosas, pero me indignan de verdad. No suelo pedirlo, pero esta vez pediré máxima difusión ante unos hechos que, la verdad sea dicha, no tienen nombre posible para calificarse.

La “pesadilla” comienza el pasado 14 de julio, día en que mi hermana se va de colonias, unas colonias organizadas por la asociación Lleure i Cultura, colonias solidarias en la que los 420€ que se pagaron por dos semanas, en principio, de diversión, en las que algunos actores de la aclamada serie Polseres Vermelles (o Pulseras Rojas, si la veis en Antena 3 fuera de Catalunya), locutores de las emisoras del Grup Flaix (Flaix FM y Radio Flaixbac) y bandas de música en catalán como los Amelie, iban a ir como “estrellas invitadas”. Podéis imaginar la ilusión de una cría de 13 años por ver a sus ídolos como fuente de sus ganas de irse dos semanas fuera de casa. Cabe decir que, en un principio, ese dinero iba íntegro a la fundación La Marató de la televisión catalana TV3, que este año destinaba todo lo recaudado a la lucha contra las enfermedades degenerativas. Ya con la mosca tras la oreja, porqué en el primer turno los actores de la susodicha serie no aparecieron, pensamos que todo había sido mala suerte y que, esta vez, sí harían acto de presencia.

La asociación Lleure i Cultura nos iba teniendo al día, vía Facebook, de lo que hacían los críos. Las sensaciones tan sólo viendo las fotos creedme, eran más que positivas. Los niños se divertían, hacían actividades, se bañaban, daban masajes, hacían teatro… vamos, justo lo que esperábamos que sucedería. No obstante, aún nos faltaba algo… sí, veíamos que iban grupos de música, algunos locutores de radio, pero faltaba la promesa. Largos días en los que, en casa, hemos “sufrido” cómo mi hermana daba insistentemente la tabarra sobre un tal Carlos Cuevas, y la ilusión de ella por verlo y hacerse una foto con él. Todas esas sensaciones positivas se truncan cuando, esta mañana, recibimos una llamada de mi hermana cuando aún no eran ni las 11, cuando estábamos en Granollers, de camino. Los hechos vienen expuestos a continuación:

Mi hermana, visiblemente afectada y llorando, nos pedía por favor que fuésemos a buscarla. El responsable de las colonias, un tal Marc, había desaparecido a las 5 de la mañana, y otros tantos monitores también. En la casa sólo quedaban los dueños, una monitora y dos voluntarios amigos de Marc, visiblemente enfadados con él y con su actitud. Solamente 3 personas a cargo de la friolera de 90 críos, entre los cuales 2 de ellos necesitando unas atenciones especiales. Del resto del personal, ni rastro. Marc ilocalizable en los dos números de teléfono. Supuestamente, el viernes 26 de julio a media tarde Marc se fue a buscar a las estrellas, los Polseres. Supuestamente, un pinzamiento no sabemos exactamente dónde (las niñas dicen que en la espalda, los monitores que quedaban en el albergue dicen que en la pierna) y un pequeño accidente de coche que luego resultó no ser accidente “impidió” que los actores fueran a la casa de colonias. Según nos han contado tanto los monitores como, en este caso, mi hermana, Marc llegó a la casa de colonias a las 3 de la madrugada. Tan sólo 2h después, cuando nadie pudo verlo, emprendió una cobarde huida. No sabemos si, en ese momento, se le pasó por la cabeza que las consecuencias de abandonar a 90 niños a la suerte de monitores y voluntarios, la mayoría de los cuales desertaron inmediatamente después del desayuno “por miedo a las posibles represalias de los padres”, pueden ser muy malas. 90 críos dejados a su suerte, y con la gran suerte de que no ha sucedido nada (la casa está en plena montaña, un incendio habría sido totalmente crítico, una criatura ahogada en la piscina habría sido sencillamente algo inadmisible…), pero podría haber pasado.

Desafortunadamente, se repitió lo sucedido en el primer turno, los Polseres no habían hecho acto de presencia. No obstante, pensamos que todo sería éso y, por lo demás, todo habría transcurrido con la mayor de las normalidades. Pensamos que los chavales, en el fondo, se lo habían pasado bien, habían reído, habían aprendido y habían hecho amistades. Esto último sí, pero de todo lo demás… ni rastro. Salvando simplemente la convivencia con otras personas, y las partes buenas, todo lo demás ha resultado ser un desastre. El testimonio de una de las niñas, amiga de mi hermana, lo relata de ésta manera:
“No había día que no sucediera una desgracia, en un día hubieron 4 ataques de ansiedad, otro día expulsan un monitor, otro día se van 3 monitoras, otro día nos perdemos por el río, otro día con muchísima gente intoxicada por el agua, otro día nos dejan tiradas, otro día mienten con lo de los Polseres jugando con nuestros sentimientos… más que unas colonias es un culebrón!”
Según mi hermana, el trato de los monitores, más que de unas colonias, parecía de una auténtica academia militar. Un niño que fuese cazado hablando o mirando por la ventana por la noche podía ser obligado a salir a correr a lo que llaman “la pista verde”, también a una niña se le obligó a correr descalza por la misma pista ya que llevaba chanclas y no disponía en ese momento de otro calzado más adecuado. Las clases de inglés se limitaban al visionado de películas con unos subtítulos que, dado el paupérrimo tamaño de la pantalla donde se reproducían, apenas podían verse (el sonido, obviamente, en inglés). En otras ocasiones se trataba de traducir frases con la única ayuda de los monitores y de otros chicos que estaban en la casa de colonias y no pertenecían al grupo de los nuestros (no podían ayudarse entre niños de las mismas colonias). En el caso de teatro, los chavales se encargaban absolutamente de todo, aunque en este caso la monitora, Andrea, sí que ayudaba más a los chavales. Monitora que, por cierto, fue una de las afectadas tras la expulsión de uno de los monitores, ya que al depender de éste se veía automáticamente fuera. No se han hecho actividades prometidas en un principio, tales como tiro con arco, cocina y maquillaje, entre otros. Mención a parte merece el tema Polseres. Por lo que me cuenta, en un principio iban a ir a la casa de colonias el miércoles, pero aplazaron la visita al viernes. También se improvisó la visita de dos locutores del Grup Flaix: Ernest Codina (Flaix FM) y Roger Carandell (Radio Flaixbac), pero en vez de asistir en calidad de locutores de radio, lo hicieron por tal de promocionar unos libros, como queriendo “hacer el papel de que ha ido gente conocida”. (ver la nota al pie de la entrada).

A pesar de hechos como éstos, hay que felicitar también a parte del personal ya que se han comportado como deben, especialmente a la monitora y a los voluntarios que se han quedado dando la cara.

Organización pésima, descoordinación absoluta, nervios entre monitores a flor de piel, tensiones que se trasladaban a los críos y que acaban provocando, en algunos casos, ataques de ansiedad. Todo totalmente improvisado, todo organizado fatal.

Mención a parte merece la actuación de un grupo apenas conocido, llamado El secret de París. Por lo que cuentan asistentes a las colonias, presuntamente dos de los componentes de dicho grupo iban “fumados” y el vocalista iba bebido, además de intentar ligar con una niña de 14-15 años a fin de poder acabar manteniendo relaciones sexuales con ella. Algo totalmente escandaloso y absolutamente deleznable. Algo que dará bien seguro una publicidad totalmente negativa tanto al grupo como a la organización. (Editando a 30 de julio de 2013: uno de los componentes del grupo se ha puesto en contacto conmigo para desmentir dichas informaciones). También debo mencionar el hecho de que, por ejemplo, en el caso de mi hermana, sufriera nada menos que 4 crisis de ansiedad y que nadie nos avisase ni se pusiera en contacto con nosotros. Simplemente, lamentable.

¿Y ahora qué? Es la pregunta que nos hacemos todos. ¿Qué pasa con Marc, el supuesto responsable de todo? ¿Qué pasa con los niños? ¿Por qué se antepone la cobardía de no querer afrontar una situación incómoda como es la de afrontar las quejas (con razón) de unos padres que habían apuntado a sus hijos a unas colonias en las que, supuestamente, actores de renombre iban a acudir? Y vista la situación… ¿esos 420€ de los que hablaba inicialmente van a parar realmente a la fundación de La Marató, o por contra, se los embolsa Lleure i Cultura con cierto impresentable a la cabeza?

Desde luego, esto no ha hecho más que empezar… y tengo la sensación de que a varias personas se les va a caer el pelo a base de bien. Por el momento, parece ser que el resto de turnos, ante la imposibilidad de dar con el “responsable” de todo el tinglado y ante toda la cantidad de publicidad negativa que Lleure i Cultura ha recibido, han sido cancelados. No se trata de justificar a nadie, lo que han hecho está mal, punto. Ni situaciones que te superan ni ninguna otra “excusa” sirve. Con 90 niños a cargo lo más normal sería que hubieran más monitores responsables, más coordinadores, o como lo queráis llamar. Y de voluntarios, ya ni hablamos… madres que incluso se ofrecieron en su momento a colaborar desinteresadamente con un “no es necesario” por respuesta por parte de Marc.

A partir de aquí, dejo esto abierto por si alguien quiere aportar su experiencia. Simplemente deseo que este pequeño artículo llegue a cuanta más gente mejor. Difundidlo, que esto no se quede así. Desde luego, por nuestra parte, profundísima decepción y enfado con Lleure i Cultura, con Marc y con todos los monitores que, esta misma mañana y para evitar represalias, han abandonado a 90 niños, una monitora y dos voluntarios a su suerte.

He dicho.

------------------------------
Editando a 30 de julio de 2013: fe de erratas. Mencioné a Ernest Codina y Roger Carandell como locutores de las emisoras de Grup Flaix, cuando hace unos meses que ya no trabajan ahí. Lo que sí es cierto es que acudieron a presentar un libro a la casa de colonias.

viernes, 12 de julio de 2013

Oldies vs. Newbies: Ford Mondeo MK2 5p. vs. Ford Mondeo MK3 4p.

Llegamos a un Oldies vs. Newbies realmente especial para mí. Un artículo que os aseguro de entrada que os preparo con todo el gustazo del mundo, e intentando comentar los detalles a nivel “usuario”, no pretendo hacerlo como un experto en coches sino como alguien que hable de manera que me entendáis.

IMAG0021

Como os dije es un artículo muy especial para mí. Pondremos cara a cara dos generaciones consecutivas del mismo modelo de coche: el Ford Mondeo. El MK2, que fue en cierta manera “mi primer coche” y que murió hace unos meses, y el MK3, que está siendo “mi segundo coche”. Son casi iguales, pero realmente son distintos. ¿Me seguís?

IMAG0022IMAG0023

(disculpad la calidad de las fotos, las hice con el móvil saliendo de una finca cerca de Argentona de manera improvisada… regalitos que te da la vida!)

Oldie: Ford Mondeo MK2 5p.

En la parte del oldie, el viejo MK2. Hablamos de la versión de 5 puertas con acabado CLX, motor de 1800cc de gasolina, 16 válvulas y 115cv de potencia. Fabricado en el año 1998, era un coche que, a sus casi 140000km de vida, aún tenía cuerda para rato (todos sabemos la absoluta fiabilidad de los motores Zetec de Ford…). Vayamos por partes.

SNC00069

En la parte mecánica, el MK2 podía montar, de base, 5 motorizaciones distintas, 4 de gasolina y una de gasoil. En la parte de los motores gasolina, tenemos el 1.6 de 90cv, el 1.8 de 115cv, el 2.0 de 130cv y el 2.5 V6 de 170cv, cuyo rugir es una auténtica delicia para los oídos. En motores de gasóleo, sólo disponía del Endura 1.8 Turbo Diesel de 90cv. Vamos a centrarnos en el 1.8 de gasolina, el corazón de nuestro oldie. Un motor con una potencia suficiente para arrastrar la casi tonelada y media del Mondeo, aunque probablemente en ciertas condiciones no nos importaría llevar un motor ligeramente más potente (en este caso el de 2 litros) puesto que en repechos o sobretodo si utilizamos el aire acondicionado nos vemos obligados a reducir para poder salir airosos del paso. Logra su potencia máxima con una velocidad de rotación del motor de 5750rpm, permitiendo estirar el motor en circunstancias excepcionales hasta las 6400 vueltas por minuto. No obstante, para un uso normal, no es necesario pasarlo de las 4000 vueltas: tiene un tirón muy bueno para tratarse de un motor de “sólo” 115cv. Si hablamos de consumo, nos fijaremos en los 7,5-8 litros a los 100km de promedio, que suben a 11-12 litros por ciudad y bajan hasta cerca de los 6,5 litros si circulamos por carretera. Esto, como siempre, son cifras idealizadas, así que vamos a los valores más “humanos”: 20€ de gasolina sin plomo de 95 octanos nos dan para, aproximadamente, unos 180km haciendo un recorrido mixto (y éso sin contar el consumo activando el aire acondicionado…).

SNC00065Pasamos a la parte del acabado. La unidad que analizamos llevaba el acabado CLX, un acabado bastante básico pero que cumplía entonces con lo necesario en un coche si no queríamos algo recargado de florituras. Disponíamos de inmovilizador electrónico Securi-Ford, cierre centralizado con mando a distancia (un mando que, por cierto, no tenía pilas) y sistema de doble cierre (un sistema que impide la apertura de puertas incluso desde dentro, impidiendo que eventualmente un ladrón pueda abrir la puerta haciendo palanca desde fuera), un único airbag para el conductor, elevalunas eléctricos delanteros con sistema de bajada en un toque para la ventana del conductor, aire acondicionado manual y radio-cassette con cargador de 6 CD y 4 altavoces. El asiento del conductor sólo se podía regular longitudinalmente y en altura; ninguno de los dos asientos delanteros disponía de ajuste lumbar. ¿Reposabrazos? Éso es un lujo elevado para un acabado como el CLX… Dato importante: no disponía de reposacabezas en las plazas traseras. Como podéis comprobar, en términos de seguridad se encuentra en lo típico en aquellos años: ni frenos ABS (sí en la versión Ghia), ni reposacabezas traseros y un único airbag. Tampoco disponía de faros antiniebla delanteros ni controles de tracción ni cosas por el estilo. Como veis, bastante “pelado” de equipamiento.

SNC00071En marcha es un coche fácil, cómodo y divertido de conducir. Fácil porque se le coge con relativa facilidad el truco: pedales de tacto correcto y preciso, dirección de suave manejo y un cambio de marchas con el recorrido justo y un tacto suave, aunque hay cambios de marchas que van muchísimo más flojos (he probado un Opel Vectra de los de la última hornada… y el cambio de marchas parece mantequilla). Es fácil de conducir porqué uno se aprende sus reacciones con una relativa rapidez: buena frenada y una aceleración muy decente para tratarse, repito, de un coche de “sólo” 115cv. Quizá sí podríamos “quejarnos” de su primera velocidad, algo larga probablemente, cosa que le resta “rabia” al arranque aunque nos deja el coche en una velocidad más elevada al cambiar a 2ª. Si necesitamos incorporarnos, hacer los cambios de 1ª, 2ª y 3ª a 4000 vueltas nos asegura una buena salida (por éso dije que no era preciso estirarlo hasta su máximo permitido) sin desgastar en exceso el motor, ya que la 3ª a 4000 vueltas nos deja cerca de los 90km/h. Es un coche cómodo de conducir porqué, en marcha, su ruido no es en absoluto elevado, más bien al contrario: circulando a 120km/h llevamos el motor entre 2900 y 3000rpm, de manera que oiremos más el ruido de rodadura que el propio motor. Un motor que se deja oír a partir de las 3500rpm y que tiene dos maneras de funcionar, y es aquí donde entra la parte “divertida” de la conducción del MK2: es un motor dócil y de un comportamiento noble si no se le pisa a fondo; en cambio, si pisamos el acelerador a fondo, estemos donde estemos de la franja de revoluciones (incluso desde las 2500), el rugido del motor pasa a ser mucho más deportivo. Su comportamiento dinámico también es distinto en función de las exigencias del conductor: noble y tranquilo cuando se lleva “de tranquis”, pero ágil cuando le exigimos. En ambos casos tenemos un denominador común: el aplomo a la carretera.

Por lo que respecta al sistema de audio, lo dejaremos en aceptable: sus 4 altavoces daban el sonido suficiente para simplemente escuchar, aunque eventualmente podríamos notar una falta de graves (unos graves que distorsionaban a volúmenes elevados). El equipo de serie, el Visteon 5000 RDS EON, contaba además son regulación automática del volumen en función de la velocidad, entre otras cosas. El cargador de CD permitía nivelar el volumen de todas las canciones, y el reproductor de cassette simplemente era correcto. Al cambiarla por un equipo Sony, la diferencia en sonido se nota, aunque seguimos teniendo unos altavoces muy “normales”. El aire acondicionado, aunque con el selector de salida averiado (sólo salía por el parabrisas delantero…), enfriaba a un buen ritmo. Tenía una gran desventaja: no permitía la entrada de aire del exterior sin tener activo el sistema.

SNC00063

Más detalles: la única forma de abrir el portón trasero es llave mediante. Ni bombín “pulsable” o tirador (mecánico o electrónico) como en otros coches, ni tecla/palanca interior de apertura: había que detener el motor, bajar del coche y abrir el portón manualmente. Punto parcialmente a favor (no permite la apertura del capó por terceros por ejemplo al estar detenidos en un semáforo) y parcialmente en contra (obliga al conductor a bajar llave en mano). El capó delantero, como es típico, se abre mediante palanca; un capó delantero que, por cierto, deja muy a la vista todos los elementos del motor, con lo cual si somos un poco “manitas” podremos reparar bastantes cosas. El volante era regulable sólo en altura, y disponía de un pequeño “posavasos” justo detrás del freno de mano.

SNC00068

Si hablamos de medidas, en el MK2 nos quedamos sobre los 4,5m de longitud, con unos 460 litros de maletero aproximadamente (traducido, un maletero más que amplio para las maletas de 4 personas). Es un coche bastante bajito, cosa que ayuda a su gran aplomo a la carretera, y hemos de ir con especial cuidado en zonas donde podamos rozar los bajos del coche.

SNC00044Es, en definitiva, un coche al que le tengo un especial cariño por todo lo que ha representado para mí, pero además, intentando ser objetivos, es un gran coche, con un motor muy duro y con una respuesta realmente buena. Sin duda, recomendaría su compra a cualquiera que lo quisiera mirar, y no sólo éso… si pudiera comprármelo de nuevo, lo haría sin dudarlo… pero en un acabado algo superior, con algunos elementos más de seguridad.

Newbie: Ford Mondeo MK3 4p.

El newbie, aunque no sea tan newbie (tan sólo se lleva dos años con el oldie) es mi actual coche. Se trata de la versión en 4 puertas con motorización 2.0 TDDi y 115cv de potencia. Con apenas 56000km de vida, es un automóvil hecho (en teoría) para dar muchas alegrías y kilómetros. Vayamos por partes, como hicimos antes.

2013-04-23 20.35.56

Respecto a motorizaciones, el MK3 podía montar 5 motorizaciones, 4 de gasolina y una de gasoil, y aquí empiezan las diferencias. Por lo que respecta a los motores de gasolina, el MK3 podía llevar motores de 1.8 litros (que desarrollaban 110 o 125cv según versión), un 2.0 de 145cv, y las versiones deportivas con motores V6 (el mismo del MK2, un 2.5 de 170cv) y el 3.0 V6 que sólo podía tener la versión ST220 de 220cv de potencia. Además, había otro 3.0 V6 algo menos alegre, con “sólo” 204cv, que montaba el acabado Ghia X. Si miramos la motorización de gasoil, dejamos atrás el motor Endura de 1.8 litros y 90cv del MK2 para pasar a los nuevos Duratorq de 2 litros y 90 o 115cv de potencia según versión. Más adelante, hacia el año 2003 y debido al restyling del MK3, se sustituyen los motores TDDi de desarrollo propio de Ford para introducir los TDCi, de origen PSA (Citroën-Peugeot). Siguen siendo motores de 2 litros, pero ahora desarrollan 115 y 130cv, y se acaba introduciendo un motor 2.2 TDCi de fabricación propia que desarrolla 155cv. Como hicimos en el caso del oldie, nos ocuparemos del comportamiento de nuestra unidad, el 2.0 TDDi de 115cv.

2013-04-23 20.32.36El TDDi es un motor que, entre los dueños del Mondy, se conoce como “pata negra”. En primer lugar por ser de los últimos motores diesel que Ford ha fabricado específicamente, y en segundo lugar por su patada. Sus 115cv a 4000rpm son suficientes para mover la tonelada y media que pesa, aunque a diferencia del MK2, que era de gasolina, éste hay que saber “tratarlo”. Tiene una aceleración muy buena, aunque la primera marcha en este caso se nos antoja excesivamente corta (el motor sube muy rápido a regímenes muy altos, entre 3500 y 4000 vueltas por minuto) y nos pide segunda muy rápido. La ventaja es que disponemos de turbocompresor, de manera que, al hacer el cambio a ese régimen, la segunda nos cae alrededor de las 2300-2400 vueltas, zona en la que el turbo ya actúa. Es un motor que conviene llevar alrededor de las 2000rpm siempre que necesitemos fuerza, ya que por debajo, al no disparar aún el turbo, es un coche muy perezoso. Respecto al consumo… primera y mayor de las diferencias: 20€ de gasoil nos darán para aproximadamente unos 180-200km… EN CIUDAD, contando retenciones y uso del climatizador. Por papeles, nos encontramos ante un coche que, de promedio, homologa aproximadamente unos 5,9 litros a los 100km en ciclo mixto, subiendo a 8 litros por ciudad y bajando hasta algo más de 4 litros por autopista (idealizando todo, ya sabéis).

2013-04-23 20.33.54Respecto al acabado, aunque no se indique en ningún sitio, nos encontramos ante un alto gama, el Ghia. Es un coche que viene bastante más completo en equipamiento que el MK2, y a los hechos me remito: la primera diferencia nos la encontramos en seguridad, donde, a diferencia del MK2, éste trae reposacabezas traseros, frenos ABS y nada menos que 8 airbags: dos frontales, dos laterales ubicados en los laterales exteriores de los asientos delanteros y 4 más de cortina (podremos ver la inscripción airbag encima de los cinturones de seguridad). Dispone además de 4 elevalunas eléctricos, con sistema de bajada y subida en un solo toque en los 4 cristales y bloqueo infantil de las traseras, cierre centralizado con doble cierre y un mando que, en esta ocasión, sí funciona y permite bajar y subir los cristales desde el mismo, regulación lumbar de los asientos delanteros, regulación longitudinal y en altura (eléctrica) para el asiento del conductor, reposabrazos delantero y trasero, climatizador automático, portagafas, equipo de música de serie con cargador frontal de 6 CD, mandos en el volante y 4 altavoces que suenan… ¡cómo suenan!, dos posavasos delante, parasoles con espejo y luz de cortesía, luces antiniebla delanteras, retrovisores eléctricos y calefactables…vamos, es otro mundo.

Respecto a su comportamiento en carretera… pierde algo de deportividad respecto al motor de gasolina, aunque es menos “tractor” de lo que me esperaba: una aceleración como dije muy decente a pesar de su excesivamente corta primera velocidad, una patada extraordinaria y un comportamiento dinámico realmente bueno: aunque su diferencia de altura respecto a su predecesor puede crear una sensación de tener una menor estabilidad que el MK2, tiene también un aplomo muy correcto a la carretera. Como el anterior Mondeo, es un coche que se conduce muy fácil y con una muy buena adaptación, siempre éso si considerando que saltamos de un motor de gasolina a uno de gasoil, con todo lo que ello comporta. Permite iniciar el movimiento “de embrague” (sin tocar acelerador) perfectamente, y su sistema de frenos sencillamente funciona perfecto. Estimo su velocidad máxima entre los 190 y los 200km/h, y en ritmo de autopista, a 120km/h, el motor no llega a las 2500rpm. El confort de marcha es patente, sin duda. En incorporaciones la 3ª marcha nos dejará, igual que el MK2, sobre los 90km/h.

2013-04-23 20.31.08Como dije, el sistema de sonido, tanto con la radio de serie (la 6006E RDS EON de Visteon, con cargador interno de 6 CD y más mala que pegarle a un padre el día del padre… el mecanismo del CD tiene mucha tendencia a fallar, y de hecho, ya venía averiado…) como con el equipo que instalé (un flamante Pioneer MVH-350BT) proporciona un sonido buenísimo, si bien con el Pioneer es mucho mejor que con el equipo de serie. Dispone de mandos en el volante (los cuales son compatibles con la radio gracias a una pequeña interfaz…). Graves arrolladores pese a sus “sólo” 4 altavoces (hay que ir incluso con cuidado de no pasarse de rosca con el volumen… por si revientan) y agudos equilibrados. El equipo que monta actualmente el MK3 dispone de manos libres Bluetooth incorporado, conexión USB para memorias y también para iPod/iPhone, reproducción de audio a través de Bluetooth (radio por internet o la música que tengamos en el móvil) y, cómo no, sintonizador de radio con 18 memorias y RDS para FM y 6 para AM.

2013-04-29 11.46.04

Pasamos a los detallitos que marcan muchas diferencias entre los modelos MK2 y MK3. Dispone de climatizador automático, un climatizador que enfría con bastante rapidez y cuyo ventilador tiene la fuerza suficiente para peinar con el pelo hacia atrás a cualquiera que tenga huev bemoles de plantarse delante de la salida de aire. Además, para el correcto funcionamiento del climatizador, dispone de sensor solar justo al lado del parabrisas, de manera que el ordenador que se encarga del manejo del climatizador cuando le damos a la tecla “AUTO” sabe cuándo debe tirar aire frío y cuándo no.

2013-04-23 20.31.12

La apertura del portón, a diferencia del MK2, se puede hacer de 3 maneras distintas: desde una tecla en el salpicadero, desde el botón destinado para ello en el mando a distancia y desde un tirador eléctrico situado debajo del emblema de Ford en el portón, justo donde está ubicada la matrícula. Por contra, el capó frontal sólo se puede abrir a llave… ¿a llave? Sí, a llave… de una manera tan curiosa como volteando el óvalo frontal de Ford, donde encontraremos una cerradura que, introduciendo y girando la llave, nos permitirá acceder al motor. Otra diferencia positiva a favor del MK3 es que sus retrovisores son plegables, a diferencia del MK2. Aún no entiendo como se podían hacer coches con los espejos sin poder ser cerrados…

El MK3 crece respecto a su antecesor nada menos que 25cm… pasa a medir la friolera de 4.73 metros en su versión estándar y un poco más en sus variantes deportivas. También crece en maletero y cómo no, en confort interior: si ya ir en las plazas traseras del MK2 era una gozada por su espacio, ir en el MK3 ya es la repera. Como dije, es más alto que su predecesor, especialmente si miramos el culo del coche: parece más alto de detrás que de delante, o al menos la forma del coche da esa sensación.

Si buscamos las similitudes, pues sinceramente… hay muchas. Empezando por la configuración del tablero: vemos que en ambos coches es idéntica su distribución, como vemos en estas dos imágenes:

SNC00135

2013-04-23 20.06.44

Tampoco cambia la ubicación del mando de las luces, ni la distribución de la consola central, aunque si bien es cierto que modificamos la ubicación de algunos elementos, como el interruptor de los intermitentes de emergencia, el regulador de los espejos retrovisores o el mando de activación de l2013-05-02 15.20.04a luneta térmica trasera. Una cosa curiosa es la decisión de Ford de integrar un reloj analógico, en vez de usar relojes digitales como se hace habitualmente: algo que le da un toque retro al coche. Y aunque parezca una tontería que quizá no muchos notarán… yo sí la noté en su momento: el mecanismo del cierre centralizado es idéntico, es decir, hace el mismo ruido a la hora de abrir y cerrar las puertas.

En definitiva, un muy digno sucesor del MK2, aunque evidentemente… el cariño hacia el que fue mi primer coche no se pierde. Siempre hay que tener en cuenta que hay que avanzar hacia adelante… y desde luego, con éste no se podía haber avanzado mejor.

Próximo Oldies vs. Newbies: pues no lo sé… ya veremos a ver Risa

viernes, 14 de junio de 2013

Oldies vs. Newbies: Sony Ericsson K610i vs. Sony Xperia U

Volvemos con esta serie de entradas que me propuse hacer para comparar esos cachivaches que tenemos de hace años con los que tenemos actualmente. En esta ocasión, tal y como os prometí en el anterior Oldies vs. Newbies, pondré cara a cara dos teléfonos móviles de dos generaciones diferentes, pero con un denominador común: ambos provienen de Sony.

Segurísimo que a muchos de vosotros más de una vez os ha guiado el resultado de un aparato previo para la adquisición del siguiente. A mí, en esta ocasión, y tras haber pasado por Samsung (con un Omnia que ni mucho menos me decepcionó, salvo por su horrorosa cámara en interiores…) y BlackBerry (aún me da repelús acordarme de ésa marca… sólo echo en falta el teclado QWERTY físico de semejante cagada de “móvil”), regresé de nuevo a Sony. ¿Adivináis cuál fue el cacharro previo al Samsung Omnia?

DSC_2014DSC_2015

Oldie: Sony Ericsson K610i

Exacto, el protagonista del Oldie de hoy. El terminal data del año 2007 (aunque se anunció su lanzamiento un año antes), es decir, de hace 6 años. Por aquél entonces, tener un móvil con pantalla en color comenzaba a ser bastante habitual; aún más lo era disponer de conexión 3G a internet. Aquellas personas que ahora llevéis móviles de ésos que llaman phablets, con pantallas de más de 4,5 pulgadas, os asombraréis al ver lo tremendamente pequeño que era el K610i. Pero eso de pequeño lo dejamos únicamente para el tamaño, porque en prestaciones… se salía.

DSC_2017Presumía de ser el terminal 3G más pequeño del mundo. Razones no le faltaban: unas dimensiones de apenas 10 centímetros de largo, 4,5cm de ancho y un grosor de unos irrisorios 1,6cm. ¿Cuánto pesa? Bien, afortunados dueños de phablets, aquí llega la envidia de vuestros bolsillos: 99g. Sí, el chiquitín pesaba sólo 99 ridículos gramos. ¿Cuánto tienen las pantallas de vuestros móviles? ¿4 pulgadas y media? ¿Cinco pulgadas? ¿Lleváis un tabletófono en el bolsillo? Atentos: el K610i tenía una pantallita de 1,9 pulgadas. Sí, habéis leído bien, 1,9 pulgadas. Y pensar que sobrevivíamos con pantallas tan pequeñitas… De resolución de pantalla, olvidaos de términos como el qHD, HD o Full HD: 176x220 píxels, en una pantalla que tenía apenas 262000 colores. Bien, ¿sorprendidos? Pues de esto no hace nada relativamente.

Como prestaciones 3G, caben destacar unas cuantas cosas:

  • La navegación por internet era bastante cómoda y, aunque parezca mentira, rápida.
  • Disponía de servicio de correo electrónico y sincronización de contactos, calendario… ¿no os suena a algo?
  • Además, traía opciones como lector RSS integrado, publicación directa de blogs en Blogger…

Bien, seguimos. Quizá ahora pensaréis que en multimedia está desfasado. No es de extrañar teniendo actualmente teléfonos con cámaras de 8, 12 y hasta 13 megapíxels (por no hablar de los supuestos 41 megapíxels que prometió Nokia en algunos de sus modelos). El pequeño K610i contaba con una modesta cámara de 2 megapíxels de foco fijo y sin flash, la cual además grababa vídeos a la escalofriante resolución de 176x144 píxels (supongo que habéis notado el sarcasmo…). No os lo creeréis, pero en aquel entonces el simple hecho de poder grabar un vídeo con el móvil ya era la monda. Para iniciar la cámara disponíamos de un botón dedicado justo donde iría el disparador de una cámara de fotos estándar. Para ser la cámara que era, traía modos de disparo como los marcos y el disparo en ráfaga (WTF? ¿un móvil con disparo en ráfaga?). Por cierto, aunque no permitiese la opción de autorretrato, el K610i traía consigo una cámara frontal dedicada a videollamadas.

DSC_2020En reproducción de música, no tenía ninguna “etiqueta” Walkman de Sony, pero su calidad era muy buena (a pesar de que el ecualizador no era todo lo fino que cabía esperar, pero bueno…). Eso sí, eran necesarios los auriculares originales de Sony Ericsson, ya que el conector (al contrario que en la actualidad) era propietario. También tenía botón dedicado a la reproducción multimedia. El altavoz… ése lo consideraremos a parte, y no por nada malo, sino por todo lo contrario. Podías estar al aire libre, en la otra punta de la casa… cada vez que ése móvil sonaba se enteraban hasta los vecinos de los dos pisos superiores. Aquel altavoz tenía la potencia suficiente para convertir este móvil en el loro de los canis y las chonis.

En almacenamiento, y ya que entonces aún había poca uniformidad en cuanto a formatos utilizados, punto negativo para Sony al utilizar sus tarjetas propietarias, las M2. Un medio de almacenamiento no sólo difícil de encontrar fuera de marcas que no fuesen la propia Sony, sino que además caro (una tarjeta de 1GB podía costar del orden de unos 40€… no estoy exagerando en absoluto). De serie venía con una M2 de 64MB.

¿Y en autonomía? Queridos usuarios de smartphones entre los cuales obviamente me incluyo: esta maravilla era capaz de aguantar la friolera de 5-7 días sin cargar la batería… ¡5-7 DÍAS! No, no me he vuelto loco, es la verdad. Con el modo 3G activo aguantaba 5 días, mientras que desactivando este último la autonomía podía estirarse hasta los 7 días. Sencillamente, sin palabras… encuentra tú ahora un teléfono (especialmente si apuntamos a las pantallas más grandes) que dure tantísimo tiempo en espera… ¿verdad que no encontráis ejemplos? Como dijo Bernd Schuster en su día: “no hase falta desir nada mas…”.

DSC_2018

Precio… pues teniendo en cuenta que hablábamos de un gama media muy digno, era muy extraño verlo bajar de 200€ libre (otra cosa es lo que me costó a mí, 9€, al migrar mi tarjeta a un contrato…). Os adelanto que es el precio aproximado (ahora un poco menos debido a la renovación de mercado) al cual podéis encontrar el newbie.

Por cierto… aún funciona Sonrisa

Newbie: Sony Xperia U

Y del viejo al nuevo. Desde luego, gran parte de la razón para escoger el terminal de Sony para jubilar ya la horrorosa BlackBerry Curve 8520 fue el excelente resultado que me dio (y sigue dando) el viejo K610i.

DSC_2010

Este terminal se sitúa en la gama media de la nueva generación NXT tras el divorcio entre Sony y Ericsson. De hecho, viene a sustituir al Xperia Neo V situándose ligeramente por encima de él. Por encima del U encontramos el Xperia P y, por encima de todos ellos, el Xperia S.

DSC_2016Empezamos por sus dimensiones. El Xperia U es un modesto terminal (comparando con sus hermanos mayores) de 11,2 centímetros de largo, 5,4 centímetros de ancho y un grosor de 1,2 centímetros. Ligeramente más delgado que el K610i, pero más ancho y largo. En peso… pues son 110g, que no es un peso pesado pero sí son 11 gramos más que el K610i. Su pantalla es de 3,5 pulgadas (contra las 1,9 pulgadas del Oldie), cuya resolución es de 854 píxels de alto por 480 píxels de ancho. Sí, no hay color respecto al viejo. En cantidad de colores… pues hablamos de 16 millones de colores contra los 262000 del K610i. Además, la pantalla cuenta con el sistema Bravia Engine, que nos asegura que siempre su calidad de visualización será excelente.

Cuenta con sistema operativo Android, y aquí es donde viene el punto bueno y a la vez malo. Encontramos opiniones muy enfrentadas respecto al rendimiento en unas versiones y otras. Yo, salvo algunos lags (que pienso solucionar flasheando la ROM original sin basura de operador, la enorme ventaja de Android), no lo noto mal del todo. Hay gente que está contenta con el rendimiento bajo Android Ice Cream Sandwich y hay gente que lo prefiere en Gingerbread. La queja generalizada viene por la mala optimización de Android tanto por parte de la propia Sony como de las operadoras que le meten miles de aplicaciones inútiles e ineliminables (vienen como “aplicación de sistema” y no se pueden borrar de ninguna de las maneras, a no ser que te hagas root). Y aunque es cierto que no es la panacea, la enorme ventaja de Android es la comunidad de usuarios que desarrollan versiones completamente funcionales en el Xperia U con menos errores que las oficiales y, por descontado, muchísimo más optimizadas. No obstante, se ha lanzado recientemente la última actualización para ICS, la cual parece que deja el teléfono al mismo nivel de fluidez que Gingerbread y arregla varios problemas.

Cámara… la verdad es que no está nada mal. Cuenta con un sensor de 5 megapíxels en la cámara principal, con enfoque automático y flash, y grabación de vídeo en HD con sonido estéreo. La cámara frontal (la de las videollamadas) tiene resolución VGA (640x480), y no es que sea la monda. Además trae opciones para hacer fotos en 3D y panorámicas, permite geolocalizar las fotos… y con alguna de estas ROM cocinadas por usuarios se le puede incluir la opción de toma de fotografías en modo HDR. Por cierto, mal endémico de toda la gama Xperia NXT: la cámara en condiciones de poca iluminación tarda algo más en enfocar, nada grave de no ser porque el flash es tan potente que ciega a cualquiera. Por lo visto, es un problema producido al actualizar a las primeras versiones de ICS; actualmente se ha lanzado ya la versión ICS definitiva, en la que se solucionan los lags de la cámara, dejándola con la misma rapidez de enfoque como tenía en Gingerbread. Cualquier ROM cocinada, máxime si incluye la aplicación Cyber-Shot de modelos superiores, debería solucionar dicho problema de lentitud. También posee tecla dedicada de cámara que permite arrancarla incluso estando bloqueado.

DSC_2021En sonido, una buena y otra no tan buena. La buena es la buenísima calidad del chip de sonido integrado (en esta ocasión, Sony sí firma este móvil con la marca Walkman, lo sabremos al actualizar a ICS porque la aplicación de reproducción de música pasa a llamarse así). Además, se complementa con los aderezos habituales de Sony en materia de sonido (efectos de sonido de la mano de ACID). La no tan buena es que el altavoz no suena todo lo fuerte que quizá podríamos esperar (afortunadamente cara a la gente que se cree que el móvil es como un radio-cassette), además del extra del sistema xLoud que Sony incluye, en un principio, para mejorar la calidad de sonido del altavoz. La verdad es que sí, suena más alto. ¿Cómo lo hace? Reecualizando, de manera que se escuchen más fuertes aquellas frecuencias de medios y medios-agudos… en ocasiones de forma poco precisa, puesto que el sonido puede acabar distorsionando. Es otro de los puntos revisados por Sony en su última actualización, en la que parece que el sistema xLoud funciona como debe.

Almacenamiento, pues no anda mal el Xperia U… si sabemos sus limitaciones, claro. Se anuncia como un móvil con una capacidad de 8GB no ampliable de ninguna de las maneras. Bien, destripando esos 8GB sabremos que, de esa cantidad, 2GB se dedican al sistema en sí, otros 2GB se dedican a las aplicaciones y los 4GB restantes son datos del usuario. Hay quien dice que 4GB no son suficientes… bueno, depende para qué. Si tu móvil es a la vez móvil, cámara de fotos, cámara de vídeo y reproductor de música, no me extrañará nada que esos 4GB te vuelen en cuanto copies 4 canciones. Pero recordemos que la función principal de un móvil no contempla ninguno de los anteriores supuestos, al menos en mi caso (para escuchar música de forma ocasional sí, pero para hacerlo habitualmente tiro de mi Samsung Galaxy S WiFi 3.6 analizado en el anterior Oldies vs. Newbies, para hacer fotos tengo una cámara réflex y una compacta, y para vídeo estoy por hacerme con una…). Moraleja: hay servicios como Dropbox, SugarSync o Box que te permiten almacenar más datos y acceder a ellos desde tu móvil, por ende, esos 4GB deberían ser suficientes para un uso estándar del teléfono (vengo de una BlackBerry con 2GB de memoria, así que sé de lo que hablo).

En batería no esperéis ningún milagro: como la inmensa mayoría de smartphones, conseguir que dure 2 días puede ser bastante complicado, máxime si nos pasamos el día WhatsApp arriba-WhatsApp abajo. En general nos tocará cargarlo cada noche.

Con todo ello no quita que nos encontramos ante un excelente terminal mal exprimido por su fabricante, pero cuyos límites (de la misma manera que con cualquier Android) verdaderamente los conocen aquellos que desarrollan para él. Dispone de 512MB de memoria RAM y un procesador doble núcleo a 1GHz. Su precio libre, tal como comenté un poco más arriba, ronda los 200€ (actualmente más barato a causa de la renovación de gama de Sony).

¡Dos productos válidos para cumplir con su función sin excederse en florituras!

Próximo Oldies vs. Newbies: uno del que tengo muchas muchas ganas… agarraos, ¡que vienen curvas! Ford Mondeo MK2 1.8i 16v CLX 115cv vs. Ford Mondeo MK3 2.0 TDDi Ghia 115cv.

sábado, 23 de marzo de 2013

Oldies vs. Newbies: Creative Zen Micro 6gb vs. Samsung Galaxy S Wifi 3.6


Los tiempos avanzan de forma esperpéntica sobretodo en lo que respecta a tecnología. Las cosas avanzan a un ritmo totalmente imparable, y éso lo podemos comprobar en nuestros gadgets. Soy orgulloso poseedor de, por ejemplo, un sistema de sonido Panasonic del año 2005 en perfecto estado de funcionamiento (y en actual uso), una impresora multifunción Epson del año 2006 también en perfecto estado de funcionamiento... podría seguir, porque la lista no es que sea muy corta, pero me he propuesto analizar artículos de hace años con los más recientes a modo de comparativa. Y hoy les toca a mis reproductores de música: un vetusto Creative Zen Micro 6gb del año 2006, regalo de cumpleaños de mis 16 años, frente a uno de los últimos modelos de Smart Players de Samsung: el Galaxy S Wifi 3.6.

Oldie vs. Newbie, cara a casa

Oldie: Creative Zen Micro 6GB

Creative, prestigiosa firma en lo que respecta a sonido personal y equipos de música para PC, lanzó en el año 2004 el Zen Micro, un original reproductor MP3 con una capacidad inicial de 5GB y posteriormente con reediciones de 4GB y 6GB (la mía). Fue el primero de la marca en incorporar todos los controles táctiles, a excepción del interruptor de encendido y bloqueo, mecánico. Al cargarse mediante USB no incorporaba cargador (aunque éste se podía comprar por separado). Los auriculares, blancos, con un cierto “símil” a los que incorporaba Apple a sus productos.

En mi caso, me hice con el modelo gris, probablemente no sólo el más discreto, sino también el más elegante. Que llevase el sello de Creative ya era, de por sí, un indicador de que el reproductor no iba a fallarme... y no lo hizo, creedme.

En cuanto a características, cabe destacar que tiene sintonizador de radio FM sin RDS (aunque con la posibilidad de etiquetar las emisoras manualmente), cosa que su rival principal, el iPod, no consiguió hasta versiones como la 5ª generación del Nano. Disponía también, entre otras opciones, de “Modo DJ” (que permite reproducir el “Álbum del día”, lo más popular, las menos escuchadas y, finalmente, todas las canciones de forma aleatoria) y una función un tanto curiosa: el hecho de poder “aislar” una cierta cantidad de espacio en el reproductor para poder usarlo como disco externo (el PC lo detecta como dispositivo multimedia, no como disco externo, si lo conectamos sin más al PC). También dispone de grabadora de notas de voz en una calidad más que aceptable y gestor de contactos, tareas y calendario.

El "Modo DJ", al detalle
Por lo que respecta a sonido, dispone de personalización ecualizador mediante: dispondremos de 8 ajustes preestablecidos y uno personalizable con 5 bandas. Además dispone de volumen inteligente, de tal manera que no sólo todas las canciones se reproducirán al mismo volumen, sino que además lo harán sin ninguna distorsión. No defrauda en potencia sonora, donde despunta bastante.



Su pantalla de reproducción es totalmente clara: presenta información sobre el número de pista, tiempo transcurrido, tiempo restante, nombre de la pista, autor y álbum. Podemos avanzar en la pista o retroceder, e incluso establecer un marcador en un punto determinado para iniciar la reproducción a partir de dicho momento.



Su batería me permitía usarlo, utilizándolo de casa al instituto/universidad y viceversa, durante 2 o 3 días sin necesidad de recarga. Por cierto, un efecto muy chulo, aunque algo molesto de noche, que hace al cargar, es la iluminación de forma intermitente gradual del frontal del reproductor. Por supuesto, era necesario disponer de la aplicación propia de Creative para la transferencia de archivos (aunque mediante actualización del reproductor se puede sincronizar mediante el Reproductor de Windows Media).

Su precio en el año 2006 era de 229€. No era de lo más barato, pero sí de lo mejor. Prueba de ello es que, amén del desgaste normal de la batería, sigue funcionando muy bien.

Newbie: Samsung Galaxy S WiFi 3.6 (Samsung YP-GS1)

Del viejo al nuevo. Seis años después Samsung, en su afán de comercializar al rival del iPod Touch, saca a la venta uno de los dispositivos de la gama de Smart Players (aunque hay algunos más, este es el más sencillo). En concreto, hablamos del YP-GS1, también conocido como Galaxy S WiFi 3.6. Como habréis deducido, pertenece a la familia Galaxy, y como todo Galaxy, viene dotado de una de las versiones de Android (2.3 Gingerbread, para ser más exactos). Veamos el abismo en diferencia de características respecto al “oldie”.

El Galaxy S WiFi consta de una pantalla táctil de 3,6 pulgadas a todo color, con una resolución de 480x320 píxels. Dispone de uno de los mejores chips de sonido que hay actualmente en el mercado, y aunque tenga algo menos de potencia sonora, suena mejor. Dispone de una cámara de 2 megapíxels muy sencilla (no tiene enfoque automático ni flash, y graba vídeo a 640x480 píxels con una calidad muy aceptable). Su almacenamiento es de 8GB internos (divididos en poco menos de 5GB para nuestros datos, poco más de 1GB para aplicaciones y el resto para el sistema), y puede ser ampliado mediante tarjetas microSD. Dispone de radio FM con RDS (con todo lo que ello conlleva), grabadora de voz, organizador (calendario y contactos), conexión Bluetooth, WiFi, antena GPS, reproducción de vídeo DiVX... podría seguir, pero sabéis todo lo que lleva un dispositivo Android, así que os dejo imaginar y nos vamos a las prestaciones.

La pantalla da una calidad muy buena, a pesar de tener sólo 480x320 píxels. Lo he usado de navegador GPS y os digo que la calidad es excelente, he visualizado vídeos y no tengo queja ninguna, y con la música... bueno, ¡dejamos que mis cascos Sony hablen por mí!

El apartado de reproducción de música, que es el interesante, permite organizar la música en listas de reproducción, álbums, artistas y (a diferencia que el Zen Micro) carpetas. Y es que una de las bondades de que el reproductor sea Android es que puede ser conectado como disco externo, con todo lo que implica por lo que refiere a conectividad (también se puede conectar como reproductor multimedia o como dispositivo Samsung mediante su propio software). La pantalla de reproducción muestra la portada del disco, título, autor y álbum, además de dar acceso directo a los ajustes del ecualizador.

Lo más parecido a un smartphone... wait, ¡es un smartphone sin teléfono!
El ecualizador tiene 12 modos preestablecidos, dos personalizables y uno automático. Los personalizables permiten ecualizar el sonido mediante dos pestañas: la pestaña del ecualizador tiene ajustes para las 7 bandas de las que consta, y la pestaña extendida permite realizar ajustes para emular el sonido de un concierto, incrementar la claridad, dar profundidad 3D al sonido o reforzar los graves. Tiene unos bajos muy profundos y unos agudos muy claros, lo cual lo puede convertir en un dispositivo a considerar por aquellos que procuren que aquello que escuchan se oiga con la máxima claridad posible.



A la hora de reproducir, por contra, se echa en falta una opción que permita reproducir automáticamente una serie de pistas al azar (la única manera que nuestro reproductor lo haga es activando el modo aleatorio y seleccionando nosotros la primera pista de forma manual).

El sonido en el sintonizador de radio es ligeramente más alto que en la reproducción de música (también es cierto que el ecualizador sólo concierne a esta última, y la señal de radio se escucha “plana”, tal cual viene de la emisora). Sintoniza de forma muy correcta. El sistema de búsqueda de frecuencias alternativas (AF, por si os suena de las radios de coche) funciona a veces demasiado bien. Punto negativo: sólo tiene sitio para 4 presintonías, aunque accediendo manualmente a la lista tengamos todas las emisoras encontradas. Puede reproducir radio por el altavoz integrado (así como la música y los vídeos), pero con la diferencia obvia de que necesita el cable de los auriculares conectado.



Al ser un Smart Player, y por ende, permitir la instalación de aplicaciones de VoIP como Skype, nuestro dispositivo funcionará como teléfono, y como tal, dispone de auricular y micrófono. También funciona como teléfono asociado a nuestro móvil habitual (de hecho, se conecta al móvil como “manos libres bluetooth”).

Por contra, en duración de batería este anda algo más escaso, en tanto que, a poco que activemos la conexión inalámbrica, ésta amenaza con caer de forma esperpéntica. Con el uso de la antena GPS, afortunadamente, no cae tanto el consumo, aunque se nota también.

En 2012, fecha en que lo compré, su precio era de 159€, ligeramente más barato que su rival, el iPod Touch y con algunas prestaciones más.

Ya veis que, si las cosas se cuidan como se debe, ¡duran y duran igual que las pilas de una famosa marca caracterizada por un conejito!

Próximo Oldies vs. Newbies: Sony Ericsson K610i vs. Sony Xperia U, la historia de cómo, una vez más, volví a confiar en una marca que me dio en 2007 un móvil... ¡QUE AÚN FUNCIONA!